ARTESANA DE SOMBREROS DE PALMA RECIBE EDUCACIÓN FINANCIERA

Doña Evelia Castillo es una artesana que fabrica sombreros de palma y es una de las últimas representantes de la industria de sombreros en Tenancingo, departamento de Cuscatlán.

Ella es una de las micro emprendedoras beneficiadas por el Programa de Educación Financiera de El Salvador, el cual le ha facilitado herramientas para administrar las finanzas de su pequeño taller “Génesis”, negocio que funciona en la localidad desde 1992, cuando se firmaron los Acuerdos de Paz e inició el proceso de repoblación que vivió el municipio.

“Antes de la guerra aquí se confeccionaban sombreros de palma para exportar a Centroamérica, pero después de la repoblación este producto casi se extinguió, solo tres negocios se dedican a las artesanías de palma”, comentó Doña Evelia, madre de cuatro hijos, y abuela y bisabuela de 22 nietos y seis bisnietos.

Auxiliándose de una máquina plana, afirma que trabaja todo el tiempo sin tener un horario fijo establecido. “Con este autoempleo he criado a mis cuatro hijos”, dice Doña Evelia que se hace acompañar de una nieta.

Según los expertos, el autoempleo ayuda a estimular el desarrollo de la vocación empresarial y la generación de empresas, logrando así ser el motor social en su calidad de creador de empleo y riqueza.

“Aquí en mi pueblo solo yo puedo elaborar trenzados para sombreros, es una técnica difícil que yo aprendí en Guatemala”, dice la orgullosa artesana, que también elabora gorros y carteras.

Sus productos los vende en el pueblo y los distribuye en los mercados capitalinos Excuartel y de Artesanías, así como en la cercana población de Suchitoto. “Yo tengo mis lugares donde distribuyo mi producto”, afirma.

Doña Evelia participó en el taller de educación financiera sobre “El ahorro y cómo proyectarse metas financieras”, realizado el día miércoles 13 de noviembre de 2019 en las instalaciones del Centro de Desarrollo Artesanal (CEDART).

“Me ha gustado esta capacitación porque para administrar un negocio uno debe conocer de finanzas, agradezco a las instituciones que lo han hecho posible”, expresó Evelia con una escolaridad de tercer grado de estudios.

El taller fue solicitado a la Superintendencia del Sistema Financiero (SSF), por la Comisión Nacional para Micro y Pequeños Empresarios (CONAMYPE) con el apoyo del CEDART y conducido por Josué Osvaldo González, Flor Campos y Lourdes Melgar, alumnos de la carrera de administración de empresas de la Universidad Centroamericana (UCA) y Pasantes de esta Superintendencia.

La iniciativa se brindó a través del Programa de Educación Financiera de El Salvador, enmarcado en el desarrollo territorial de la zona, con el propósito de dotar a los artesanos de conocimientos financieros que les permitirán poner en práctica, técnicas y herramientas para fomentar la buena administración de las finanzas.

Tenancingo se ubica a 27 kilómetros de San Salvador, es conocido como el pueblo fantasma, debido a que sus habitantes tuvieron que abandonar sus hogares durante el conflicto armado.

Historia de los sombreros
Desde tiempos antiguos hombres y mujeres se han cubierto la cabeza con una prenda de vestir llamada sombrero. Existen de diferente tipo: de tela, de lana, de cuero para vaqueros y artesanales hechos de palma, entre otros, lo cierto es que todos sirven para protegerse del clima o para lucirlos en ocasiones especiales.

En nuestro país el sombrero es un accesorio de mucha utilidad, lo usan los trabajadores del campo o cuando se va a la playa para protegerse de los rayos del sol.

San Salvador, 20 de noviembre de 2019