Ahorrar marca la diferencia en tu vida, mejorando la administración del dinero.

Pocas veces pensamos en la importancia que tiene el ahorro. Nos concentramos mucho en responder a los gastos de corto plazo y dejamos de preocuparnos por tener un respaldo para afrontar las necesidades futuras que se presenten en nuestras vidas.

Podemos definir “ahorrar” como acumular una cantidad de dinero en el tiempo, la cual servirá para cumplir alguna meta o cubrir alguna una emergencia o imprevisto. El ahorro es la acción de separar una parte de los ingresos que obtienes con el fin de guardarlo para el futuro.

Vivir de prisa el día a día o ver el futuro muy distante (dependiendo de nuestra edad), pensamos muy pocas veces en nuestra vejez. Además, no dimensionamos lo importante que es prepararnos para esta última etapa de la vida; en la que nos enfrentamos a muchos cambios.

Es por eso que, ahorrar para nuestro futuro es fundamental para vivir esa etapa de nuestra vida de una manera segura y tranquila, y así disfrutar a plenitud, de los frutos del tiempo laboral.

¿Por qué es importante ahorrar?

Ahorrar, es una gran herramienta para poder alcanzar tus metas. Tener el dinero a la mano para el momento que lo necesites, siempre te pondrá un paso más cerca de alcanzar ese objetivo claro que te hayas propuesto.

Además, estar prevenido siempre te ayudará a salir adelante en esas situaciones difícil, pues contar con un fondo de emergencia, te sacará adelante en situaciones imprevistas que pueden desequilibrar tu economía.

También es fundamental hacerlo, para tener un futuro más tranquilo. El ahorro te permitirá construir un fondo que te asegure y contribuya a proporcionarte un ingreso suficiente para tus necesidades básicas futuras. Ahorrar una cantidad, te podrá permitir mantener tu nivel de consumo en tu vejez.

 

 

¿Cómo podemos ahorrar?

Para lograrlo es necesario que puedas tener en cuenta los siguientes consejos:

  • Elabora un presupuesto, esto te ayudará a llevar un mejor control y podrás tener de manera detallada tus ingresos y gastos. De esta forma es más fácil organizar las cuentas y conocer la cantidad de dinero con la que contamos.
  • Prioriza tus gastos, te ayudará a reducir los gastos innecesarios o excesivos, esto te permitirá iniciar o aumentar tus ahorros de una manera significativa.
  • Utiliza de manera óptima los recursos con los que cuentas, no compres algo solo porque es nuevo, moderno o está en oferta. Si ya tienes un recurso que cubre las necesidades y si estás a punto de comprar uno nuevo, pregúntate ¿lo quiero o lo necesito?, no compres solo por comprar, pues al final estarás desperdiciando tu dinero.
  • Cuídate de los gastos hormigas, pues debes poner atención a esos pequeños gastos que haces casi de manera inconsciente y que pasan desapercibidos. Así como las hormigas se comen poco a poco un pastel que dejas en la mesa, de la misma forma, de no cuidar esos gastos casi imperceptibles, poco a poco se irán consumiendo tu dinero al punto de llevárselo todo.

¿Dónde guardo mis ahorros?

Una vez te hayas decidido por comenzar a ahorrar o ya tienes un ahorro, puedes sacarle el máximo provecho a través de los siguientes productos financieros:

  • Cuenta de ahorro a la vista: Esta genera intereses y tienes libreta de ahorro. También puedes tener asociada una tarjeta de débito y disponibilidad inmediata de tu dinero.
  • Cuenta de ahorro corriente: Tienes disponibilidad inmediata de tu dinero, puedes emitir cheques, no genera intereses y su uso es principalmente comercial, es decir que es utilizada en su mayoría por comercios o empresas.
  • Cuentas de ahorro con requisitos simplificados: Esta cuenta de ahorro la puedes abrir solo con tu Documento Único de Identidad (DUI) y un número de celular. A través de esta puedes realizar transferencias, hacer pagos en comercios afiliados y servicios, recibir remesas familiares, salarios y subsidios, además ganas intereses y tiene garantía de depósito.
  • Depósito a plazo: Es un depósito con un plazo definido para poder retirarlo y te genera intereses. No debes olvida que, si retiras el dinero anticipadamente, puede ocasionarte penalizaciones.

Los beneficios de ahorrar

Estos son algunos de los muchos beneficios que recibes cuando ahorras:

  • Mejora la administración de tu dinero, y puedes obtener el máximo rendimiento de tus recursos financieros.
  • Te permite llevar a cabo muchos planes y alcanzar de una manera más fácil tus metas.
  • Te da la posibilidad de tener un futuro financiero saludable y tranquilo.
  • Estás preparado y dispones de dinero ante alguna emergencia o imprevisto.