IMPORTANCIA DEL BUEN HISTORIAL CREDITICIO

Continuando con los talleres de Educación Financiera, la Superintendencia del Sistema Financiero (SSF) impartió el tema “Uso de tarjetas de créditos, dirigido a personal administrativo y maestros del Centro de Formación Docente del Ministerio de Educación con sede en Santa Ana.

El taller fue conducido por el especialista de la Intendencia de Bancos y Conglomerados, Lic. Álvaro Enrique Guerrero, quien explicó que la tarjeta de crédito es un medio de pago, a través del cual una entidad bancaria como emisor de dicha tarjeta, concede al cliente mediante la suscripción de un contrato, una línea de crédito, del cual se puede disponer siempre y cuando no sobrepase el límite de crédito autorizado por el emisor.
.
Según datos de la SSF, a septiembre de 2019, el país cuenta con 407,385 deudores que manejan 838,350 tarjetas de crédito para financiar el consumo de diferentes productos y servicios, que acumulan una deuda de más de $1,066 millones de dólares.

“Al momento de solicitar un crédito, el usuario autoriza a la entidad crediticia que solicite a la Agencia de Información de datos un reporte del historial de crédito”, dijo.

“La Superintendencia tendrá facultad para fiscalizar que las agencias de información de datos cumplan con los requisitos de seguridad, confiabilidad y actualización de los datos de los consumidores y clientes, así como cualquier otra que establezca la presente ley…”, dice el Inciso segundo del artículo 5 de la citada Ley.

“…Los consumidores o clientes tienen derecho a conocer toda la información que de ellos mantengan o manejen los agentes económicos y las agencias de información de datos. La agencia de información de datos correspondiente deberá proveer de forma escrita, en el momento en que se le solicite, la información al consumidor o cliente, previo requerimiento realizado de forma verbal o escrita, verificando la identidad del consumidor o cliente…”, estable el literal a del artículo 14 de dicha Ley.

Finalmente, el especialista de la SSF brindó concejos para el buen manejo de la tarjeta de crédito: tenga una sola tarjeta, asegúrese de contraer sólo las deudas que pueda pagar, no utilice todo el límite de crédito, lleve un control de los gastos que realiza y analice si el crédito de la tarjeta es la mejor opción para sus compras.

Durante el taller también se explicó sobre los tipos de tarjetas, intereses, ventajas y desventajas, así como la importancia de un buen historial crediticio, que es vital para el otorgamiento cualquier tipo crédito que se desee realizar.

”El buen historial crediticio es importante para la toma de decisión de la entidad financiera al momento de otorgar un crédito, utilizar un crédito responsablemente es clave para tener un buen historial crediticio, ya que esto se basa en la confianza”, dijo el expositor.

El historial de crédito de una persona es un registro de todos los créditos aceptados, ya sean pagados oportunamente o con retraso en su cumplimiento, es decir: son datos de los consumidores o clientes, debidamente incorporados en una base de datos, que reflejan las transacciones económicas, mercantiles, financieras o bancarias pagaderas a plazo, destacó.

Un buen historial crediticio nos permite acceder a créditos como la hipoteca de una casa, un préstamo para la compra de vehículo o un crédito de estudio, dicho historial es otorgado por una Agencia de Información de Datos, explicó.

Según la Ley de Regulación de los Servicios de Información sobre el Historial de Crédito de las Personas, la Agencia de información de datos es toda persona jurídica, pública o privada, exceptuando a la Superintendencia del Sistema Financiero, que se dedica a recopilar, almacenar, conservar, organizar, comunicar, transferir o transmitir los datos sobre el historial de crédito de los consumidores o clientes, a través de procedimientos técnicos, automatizados o no.

“Ojalá ustedes llegaran a todos los rincones del país para que nos continúen educando, vivimos en un país convulsionado por el consumismo, más en esta época de Black Friday que consumismos más todavía, por eso necesitamos educación como ésta para seguir educando a nuestra gente, fíjese uno que tiene más de 60 años y sigue endeudado por eso necesitamos educación financiera”, dijo Doña Romelia Contreras, Técnico Formador del MINED al finalizar la capacitación.

El taller se enmarca en el Programa de Educación Financiera de El Salvador que tiene por objeto proveer de conocimientos y herramientas que permita manejar adecuadamente las finanzas y no caer en un ciclo de esclavitud financiera.