El pasado 4 de diciembre, en el marco del espacio de innovación “La Digitalización Financiera”, liderado por la Superintendencia del Sistema Financiero, se desarrolló la ponencia “Previniendo fraudes en tiempos de la transformación digital”.

José Miguel Cruz, consultor de CL Group Financial Consulting, fue el conferencista, que compartió sus impresiones y experiencias relativas a métodos fraudulentos y al volumen de aplicaciones utilizadas en el sistema financiero, dado el incremento de la utilización de los canales digitales. Y es que debido a la pandemia por COVID-19, los usuarios del sistema financiero, están utilizando de manera masiva los canales digitales, lo que se ha vuelto un foco de atención para la ciberdelincuencia.

“Es un desafío muy grande, debe ser la prioridad para las industrias financieras invertir en infraestructura de protección, se deben generar procesos de prevención de riesgo de fraude y se debe contar con una gobernanza adecuada  y personal capacitado”, recalcó José Miguel Cruz.

Tenemos un mercado financiero más complejo, tenemos las tasas más bajas de la historia, un mercado más regulado y consumidores más empoderados, comentó el conferencista, sin embargo, agregó que existen múltiples ciber amenazas, porque no hay quién regule el volumen de las aplicaciones que trabajan con el sistema financiero.

Según señaló, dentro de las amenazas de fraude está el phishing o smishing, que son métodos fraudulentos en los que se busca conseguir información privada,  principalmente a través de correos electrónicos, contraseñas o información de tarjetas de crédito de los clientes de un banco, telefonía o empresas conocidas.

Las ciber amenazas son las piezas más débiles de los consumidores y de ahí la importancia de crear conciencia en los usuarios del sistema financiero, sobre los riesgos que existen en cualquier transacción que realicen en línea. En ese sentido, el ponente recomendó no responder a correos electrónicos que pidan información financiera o bancaria o que soliciten dinero o envío de datos bancarios o contraseñas y no hacer clic en los enlaces.

“Todos los combates que se están dando a estas amenazas son responsabilidad compartida, los usuarios debemos ser más cuidadosos con los datos, mantenernos alertas y ser desconfiados, mantenernos informados y cuando sea posible, invertir en seguros”, recomendó el conferencista de CL Group Financial Consulting.

Otras recomendaciones finales fueron que, el regulador debe contar con herramientas y marcos legales actualizados, procesos ágiles de inspección y evaluación de las instituciones supervisadas, solicitarle al sistema financiero que se hagan inversiones necesarias con un peso político importante y educar al público usuario.