JÓVENES BACHILLERES DEL INSTITUTO NACIONAL DE LA UNIÓN CONCLUYEN PROGRAMA DE FORMACIÓN MODULAR DE EDUCACIÓN FINANCIERA

“Agradezco a la Superintendencia por la educación financiera que nos ha dado, no dudo que servirá en nuestra vida personal y familiar, yo trataré de ponerla en práctica en el negocio que estoy instalando que es una sala de belleza”: Lorena del Carmen Ortiz Hernández.

“No iré a la universidad pero me voy a dedicar a mi negocio que es una tienda, los diferentes temas de educación financiera me servirán de mucho”: Blanca Erika Reyes Bonilla.

 

 

“Yo voy a estudiar licenciatura en contaduría pública en la Universidad de El Salvador (UES) de San Miguel, los temas de educación financiera me servirán en mi carrera, gracias a la Superintendencia”: Manuel Enrique Reyes Alvarenga.

“Estos conocimientos me servirán en mi negocio de venta de frutas y en la vida familiar”: Angi Méndez.

“El tema de remesas es muy valioso, a mi me gustaría invertir en un proyecto agrícola”: Erick Humberto Ciballero Gómez, quien ayuda a sus padres a cultivar la tierra.

Así se expresaron seis de 29 alumnos de tercer año de bachillerato contador y asistencia administrativa del Instituto Nacional de La Unión, ubicado a 208 kilómetros de San Salvador, quienes este lunes 4 de noviembre de 2019, concluyeron el Programa de Formación modular de educación financiera, con la charla denominada “Uso correcto de las remesas”.

Este esfuerzo se brinda en el marco del Programa de Educación Financiera de El Salvador, cuyo propósito es dotarlos de conocimientos financieros, que les permitirán poner en práctica técnicas y herramientas para fomentar la buena administración de las finanzas, así como el conocimiento y comprensión de los productos y conceptos financieros para tomar decisiones informadas.

Mientras que en el ranking de remesas por municipios, el departamento de La Unión percibió en ese mismo período un monto de $46.26 millones de dólares, registrando una tasa de crecimiento de 1.48%.

Los encargados de pagar estas remesas a los diferentes usuarios del país se llaman corresponsales financieros. Éstos constituyen un medio importante de recepción de pago de obligaciones y entrega de remesas, y según las estadísticas a julio de 2019, se cuenta con 1,838 corresponsales, 555 más que en julio 2018, permitiendo aumentar la inclusión financiera.

Los corresponsales financieros pueden ser personas naturales, tiendas, ferreterías, supermercados, almacenes y otros establecimientos comerciales. Ellos son contratados por los bancos, bancos cooperativos y las sociedades de ahorro y crédito (SAC) para ofrecer servicios financieros a la población, pero la institución financiera mantiene siempre las obligaciones con sus clientes. Trabajan en línea y en tiempo real, lo que significa que las operaciones se registran en la entidad financiera en el mismo momento en que son realizadas por el cliente, permitiendo a la población el uso de los servicios bancarios en sus comunidades

Sobre La Unión
La cabecera departamental es la Ciudad de La Unión que se caracteriza por tener un clima ardiente tropical, ya que está situada a una altura de 5 msnm, cuyas altas temperaturas son mitigadas en buena parte por la brisa marina que siempre está presente en el ambiente. Está situada frente a una entrada de agua natural denominada como el Golfo de Fonseca. El departamento cuenta con 12 cantones y 53 caseríos.

La charla fue impartida por Sophia Cruz, alumna de la carrera de administración de empresas de la Universidad Centroamericana (UCA) y Albin Delgado, estudiante de derecho de la Universidad Dr. José Matías Delgado, ambos realizan pasantías en la Superintendencia del Sistema Financiero (SSF).

Ellos explicaron que las remesas representan ingresos para los hogares receptores, provenientes de las actividades económicas realizadas por migrantes temporales o permanentes en economías extranjeras, y que el destino más frecuente de las remesas es el hogar mismo, donde se usan como estrategia de supervivencia, ya sea que éstas constituyan el ingreso único o complementario.

El Salvador recibió $3,121.4 millones de dólares en remesas familiares durante los meses de enero a julio del presente año, superior en $96 millones (equivalente a un crecimiento interanual de 3.2%) respecto a los ingresos recibidos bajo este concepto en el mismo período del año anterior. Según datos de la SSF, sólo en el mes de julio, El Salvador recibió $465.2 millones en remesas.