No existe un manual universal para llevar una relación de pareja y sobre todo cuando se habla de finanzas.

Iniciar una vida en pareja representa muchos retos pues constituye un cambio que involucra muchos aspectos que van desde los sentimentales hasta la forma en que administramos nuestro dinero.

Lograr el equilibrio entre el amor y las finanzas puede llegar a ser un gran desafío de la vida en pareja. Para ello, es importante el poder mostrarse ante el otro con transparencia y sinceridad, debido a que cada uno piensa y prioriza de manera diferente.

La clave es encontrar el equilibrio y mantener una relación sólida, basada, además en solidaridad, trabajo en equipo y buena comunicación.

Para lograr lo anterior es necesario contar con un presupuesto basado en la aportación que cada uno realice y así poder controlar los ingresos y gastos así como un fondo de ahorro; siendo importante que cada uno disponga de un fondo propio que le permita independencia para sus gastos personales. Esto procurará un equilibrio y respeto entre ambas partes, pues cada quien tiene su propio comportamiento financiero.

Es importante lograr un equilibrio desde el inicio de la relación e ir aprendiendo y corrigiendo los desaciertos que no nos permitieron cumplir las metas propuestas debido a gastos sin control. Debes tomar en cuenta que una relación de pareja tiene diferentes etapas, en las cuales se requieren decisiones entorno al momento que se vive, por ejemplo: cuando recién nos casamos priorizamos el dinero de una forma diferente a cuando llegan los hijos.

¡Recuerda ya no eres solo tú, son finanzas en pareja!