TALLER FINANCIERO SOBRE EL BUEN USO DEL CRÉDITO

Con una batería de preguntas inició el taller financiero sobre “Tipos de créditos y tarjetas de crédito”, conducido por la Sparkassenstiftung für internationale Kooperation (Fundación de Cajas de Ahorro para la Cooperación Internacional), para un grupo de 26 trabajadores, entre administrativos, operativos y agentes de la Policía Nacional Civil (PNC) de la Delegación de Ahuachapán.

Las preguntas variaron desde qué es un crédito, cuáles son los elementos que se deben considerar al momento de solicitar un crédito, que es la capacidad de pago y hasta cómo saber identificar la mejor opción de crédito.

Francisco Barahona, representante de la Fundación Alemana y experto en educación, explicó que “antes de solicitar un crédito es necesario conocer la capacidad de pago, para conocerla, sólo hay que restar los ingresos de los gastos”.

Los participantes del taller financiero compartieron sus experiencias en la adquisición de créditos para vivienda o préstamos personales, solo una persona afirmó haber prestado dinero para invertir en dos emprendimientos.

El primero es el cultivo de tilapia en estanques excavados. “Hice un crédito para montar un negocio de producción de tilapia, para mí fue un gran desafío para manejar adecuadamente la producción de peces, esto es un buen negocio porque se recupera la inversión”, dijo un agente policial que prefiere el anonimato. El otro emprendimiento es la compra de ganado. “Inicié el pequeño negocio con una vaquita, luego esta tuvo un chivito y así comencé a vender, es muy buen negocio”, dijo.

Para obtener un crédito bancario es necesario demostrar que se tiene capacidad de pago, es decir que se cuenta con el ingreso suficiente para hacer frente al presupuesto habitual de cada mes, más el pago del crédito que se solicita, dijo el ponente.

“Para determinar la capacidad de pago de una persona, que es la cantidad máxima por la que se puede endeudar, se parte por determinar su ingreso neto mensual y a eso se le resta la suma de gastos fijos que tiene cada mes, es decir se le restan los pagos por alimentos, alquileres, matrículas escolares, servicios básicos como agua, luz, teléfono, cable y otros”.

Finalmente, la Fundación Alemana brindó a los participantes algunos consejos para evitar el sobreendeudamiento y hacer buen uso de la tarjeta de crédito. “Realice un presupuesto mensual, ajuste su presupuesto al nivel de ingresos que tiene, no viva una vida que no puede pagar, ahorre un fondo para imprevistos, compre únicamente lo necesario, evite el endeudamiento con la líneas de crédito, tarjetas de crédito y tarjetas de casas comerciales”.

“Para hacer un buen uso de la tarjeta de crédito infórmese de la tasa de interés que está pagando por tu tarjeta de crédito, utilice la tarjeta de crédito la primera semana siguiente al día del corte para adquirir productos o pagar otras obligaciones. La razón es que el tiempo entre la fecha del gasto y el pago de la cuota de la tarjeta es más extendido y permite organizar mejor las cuentas. Por ejemplo, si el corte es el 31 de julio y compra en esa fecha o antes tendrá que pagar entre 15 y 28 días después; no obstante si compra después de esa fecha tendrá el doble de días para pagar lo que compró”, finalizó.

San Salvador,  15 de noviembre de 2019